Aquel paisaje…

Típico inicio de película en el que se ve de lejos el globo terraqueo. La cámara se va acercando poco a poco, pasando entre satélites y centrándose justo en el medio del continente sudamericano.

El zoom sigue aproximándose a tierra. Se ve una larguísima mancha marrón con algunas zonas blancas que cruza todo el espacio, desde el norte hasta el sur. Y a su derecha una increíble y enorme área verde que llega hasta el azul del océano.

Ahora ya está más cerca. Una lengua parda que hace incontables eses cruza todo el verdor. La cámara se acerca más aún y se cruza en el camino de dos papagayos de colores azules y amarillos que vuelan juntos por estos cielos claros manchados de blancas nubes. El paisaje es un espectáculo de tonalidades salvajes, un regalo de la naturaleza para aquellos ojos que tengan la oportunidad de disfrutarlo.

Ahora entra el sonido. Un incesante zumbido quiebra la paz del lugar. La cámara busca la fuente de donde proviene el murmullo y capta una pequeña mancha azul oscura que se mueve rápida, surcando las aguas cobrizas del río.

Es una barca alargada conducida por un hombre de tez morena y rasgos indígenas que, situado en la parte trasera, maneja despreocupado el timón, con la confianza que dan los años recorriendo el mismo trazado del Beni.

En la lancha hay más gente pero la cámara se centra en una sola persona. Sentado hacia la mitad de la embarcación hay un muchacho, que aparenta más años de los que en realidad tiene, quizás por la poblada barba que luce.

No sabe bien cómo, pero los acontecimientos han ido sucediendo muy rápidamente y le han llevado hasta este lugar en mitad de la selva, un lugar que nunca pensó especialmente en visitar ni imaginó que algún día tuviera la oportunidad de hacerlo.

La cámara ya no puede ir más allá. No se puede introducir en la mente del chico y filmar lo que por ella pasa. 

Pero si pudiera, si existiera esa tecnología, una cámara capaz de mostrar los sentimientos de las personas…

En este mismo instante y lugar únicamente podría recoger una sola cosa: una enorme sensación de plenitud y libertad.

The typical onset of film in which you can see the globe from the space. The camera is slowly approaching, passing between satellites and focusing right in the middle of the southamerican continent.

The zoom keeps approaching to land. You can see a very long brown patch with some white spots that crosses the entire space, from north to south. And to its right an unbelievably huge green area that reaches the blue ocean.

Now it is closer. A brown tongue that makes countless turns crosses all the greenery. The camera goes even closer and gets in the way of two blue and yellow parrots that fly together in these clear skies stained of white clouds. The landscape is a wild spectacle of colors, a gift from nature to those eyes that have the chance to enjoy it.

Now comes the sound. An incessant buzzing breaks the peace of the place. The camera looks for the source of the murmur and captures a small dark blue spot moving fast, plying the waters of this coppery river.

It’s a long boat driven by a man with dark skin and Indian features, which is located in the back, handling the helm carefree, with the confidence that comes with lots of years traveling the same route of Beni river.

In the boat there are more people but the camera focuses on a single person. Sitting in the middle of the vessel there is a guy, who looks older than he actually is, perhaps because the thick beard he has.

He is not sure how, but events have been happening very quickly and led him to this place in the middle of the jungle, a place he never thought he would have the opportunity to visit.

Now the camera can not go further. It can not enter in the guy’s mind and film what happens inside.

But if it could, if there were such technology, a camera capable of showing the feelings of the people …

At this very moment and place, it would be able to film just one thing: a great sense of fulfillment and freedom.

Anuncios

Comenta algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s