Adiós otra vez…

Damas, caballeros y demás entes abstractas:

Aquí me encuentro, en estas frías tierras, haciendo lo que desde hace algún tiempo he tenido por usual y recurrente en mi vida.

Sí, una vez más toca hacer la maleta.

La llegada de los 26 llevaba un año amenazando y finalmente ayer, discretamente,  aconteció.

Aunque me ofusque en afirmarlo, tampoco soy tan “pureta”, si bien, hay detalles que anuncian que esto ya no va siendo lo que era. Así pues y tras unas semanas cabilando, llega la hora de tener un Déjà vu y decir adiós (o un hasta luego, quién sabe) a este país que ya me ha acogido un par de veces.

Es una tremenda contradicción tomar esta decisión pensando en el futuro y que al  mismo tiempo este esté más abierto que nunca (tengo dos billetes de avión dispuestos sobre la mesa y también la posibilidad de no hacer uso de ninguno de ellos).

Tampoco olvido que, como anuncié el otro día, uno de mis placeres vitales es hacer planes para después cambiarlos. Por lo que todo se queda en una incógnita que el caminar de los días espero vaya aclarando.

Lo único cierto, ahora mismo, es que vuelvo a casa por Navidad a ver a familia y amigos (que son lo mismo). Y, si me apuráis, tampoco eso, pues sobre el día de mi regreso ciernen presagios de apocalipsis.

En fin, no sé… espero veros en breves y contaros mis bocetos sobre esta hoja en blanco que el tiempo va amarilleando.

Ah, y también espero seguir divagando por estos lares, si las musas lo permiten…

Ladies, gentlemen and other abstract entities:

Here I am, in these cold lands, doing what I have had by usual and recurring in my life for some time.

Yes, once again packing.

The arrival of the 26 had been threatening for a year and then yesterday discreetly happened.

Although I obfuscate in so saying, I’m not as “old”, although some details are starting to announce that this will no longer be what it was. So after few weeks thinking about it, it’s time to have a Déjà vu and say goodbye (or see you later, who knows) to this country that has already welcomed me a few times.

It is a tremendous contradiction make this decision thinking in future and at the same time it is more open than ever (I have two plane tickets ready on the table and also the possibility of not making use of any of them).

Nor can I forget that, as I announced the other day, one of my pleasures in life is to make plans to change them afterwards. So everything stays as an incognita that I hope the walking of time will clarify.

The only certainty right now is that I come home for Christmas to see family and friends (who are the same). And, even that is not sure, because on the day of my return are looming omens of apocalypse.

Anyway, I do not know… hope to see you in a few days and tell you my sketches on this sheet of paper that time is yellowing.

Oh, and I hope to continue wandering around here, if  muses let me do so…

Anuncios

Comenta algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s