El capitalismo idiota y el Pin

Hace más o menos un mes, sábado como hoy, me levantaba temprano, a eso de las 6 de la mañana, para un día más postrarme ante el capitalismo vil  e ir a currar a la jodida cafetería, la cual no me voy a molestar en nombrar. Llego dos minutos tarde y veo a mi compañera ya adentro hablando por teléfono. Llamo a la puerta y viene mi otro compañero, quien al abrirme la puerta me salta con un “David, no te lo vas creer”.

Voy hacia la parte de atrás y es cuando veo el percal: puerta de atrás destrozada, puerta de la oficina también forzada y echa mierda, oficina convertida en un lío de papeles, madera rota, archivos desperdigados por el suelo y donde debería estar la caja fuerte ahora solo hay unas marcas de óxido con su forma en el suelo.

Nos sentamos pues en la cafetería esperando a que venga la policía, que se toma su horita y media (total…ya les han robado, deben de pensar) y a nuestro manager (jefe de la tienda) y al district manager (jefe del jefe).

Lo primero que le pregunta el disctrict manager a mi compañera nada más llamarle para hacerle saber que nos han robado es que cuántos estamos ahora mismo en la tienda. Somos tres responde ella. Ah, contesta el otro, pues manda a uno de ellos para casa y así no le tenemos que pagar estas horas. [La pela es la pela]

A la hora y media llega el Agente Smith (una mano en el costado, la otra con un lápiz que se lleva a la boca). Aha, aha, pues parece que sí, que os han robado. Empieza a preguntarnos, que quien cerró el día anterior, que porqué no iba la alarma y demás historias. Incluso se dan una vuelta por el callejón de atrás del que vuelven diciendo que una vecina ha visto a tres personas en un coche azul metiendo una caja fuerte en el maletero. No debió de parecerle sospechoso porque no llamó a las autoridades, la muy corta. Mientras tanto el paisano del laboratorio se calza los guantes y empieza a sacar huellas dactilares con unos polvos negros, a lo más CSI, y el agente Smith sigue explicándonos que el trabajo es “Profesional, muy Profesional”, a lo más Pazos en Airbag.

En estas estamos hablando con los señores agentes cuando aparecen el disctrict manager y mi jefe, que ha debido de venir de empalmada porque le canta el aliento a alcohol, el muy irlandés.  Y nada más entrar, no tiene otra ocurrencia que mirar al suelo y decirme, ¿cerraste tú ayer? porque esto está sucio. Y pasa a recorrerse el lugar de los hechos clamando al cielo que ‘igual no es el momento de decirlo, pero como vengan los del QUASA (un examen que tiene que pasar la tienda anualmente, y luego vamos con esto) no vamos a pasarlo.

En fin, se van los maderos y los respectivos managers nos encomiendan a mi compañera y a mí a empezar a limpiar todo, pues ni se nos pase por la cabeza que hoy no vamos a abrir. Es más, si al final no podemos abrir os vais a quedar aquí dando café gratis a los clientes que vengan. [Y ahí ya se me hinchan los cojones, POP –POP, y me pongo malo y me cago en el capitalismo y la reputa que lo parió]. Cuando llega la hora a la que terminaba mi turno, además, me dicen si me puedo quedar un rato más limpiando… Pues no, me voy a casa a dormir y te quedas tu aquí dando café gratis si quieres. Debería de haber dicho esto, y se me hubieran deshinchado los huevos muy probablemente, pero tan solo le dije que no, que no podía que tenía planes. Y me piré.

Así quedó la cosa. A las pocas semanas estoy currando una mañana en la cafetería solo con mi jefe y llaman por teléfono diciendo que la tía del QUASA está en una tienda de un barrio cercano y que muy probablemente luego venga a la nuestra. Al oír esto mi manager se vuelve loco, o quizás locaza sería la palabra más correcta, y viene corriendo hacia mí diciéndome que tenemos que limpiar todo bien porque va a venir la señora. Y de repente coge un trapo y empieza a matar a ostiazos unas moscas pequeñitas que a veces se posan en las paredes. Esto mientras yo intento servir cafés a los clientes que entran, como si no pasase nada detrás de mí.

En estas estamos cuando viene un cliente, pide un café y al intentar pagar con la tarjeta de crédito, esta no funciona. Me inclino a decirle que puede que sea porque internet no va bien desde que nos robaron y si quiere probar otra vez, cuando de repente viene mi jefe, me quita de un empujón y me dice, ya lo hago yo, ya lo hago, tartamudeando como hace a menudo. Con semblante serio y voz irónica le digo que ya he probado y no funciona y cuando acaba la transacción me llama atrás al almacén y me dice que por qué le hablo de esa manera delante de los clientes. Y otra vez se me hinchan los huevos POP-POP, de una forma que no puede ser muy saludable, y le digo que me hace quedar como un idiota delante de la gente, que para qué viene y me empuja, que encima estoy currando desde las 7 sin descanso y me tengo que quedar más tiempo porque esta la paisana haciendo el examen a la tienda y demás. Y ahí queda la cosa.

Al día siguiente llego a trabajar y mi jefe está en la oficina hablando por teléfono pero se asoma y me tiende un papel y me dice por señas que lo abra. Es una jodida postal con un Pin en forma de taza de café en la que pone Mug Award (Premio) y en la postal me dice que me agradece lo servicial y el buen trabajo que hecho el día anterior mientras examinaban la tienda. Me río de la situación y guardo la postal en la mochila y mi jefe, que ya ha dejado de hablar por teléfono, viene a decirme que cómo es que no me pongo el jodido Pin en el delantal, que es muy importante, que no todos los días da un Pin a la gente.

[Un jodido Pin] 20140913_151943

A estas alturas ya no sabía si se estaba riendo de mí, si estas cosas le pasan a la gente de verdad o si es todo una gran conspiración del capitalismo y sus secuaces para tocarme los cojones.

Y así amigos, de bullshit en bullshit, servidor sigue pasando los días en aras de un futuro mejor.

Anuncios

Comenta algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s