Gracias Londres. Nos vemos

¿Cómo explicarlo? ¿Cómo intentar plasmar en papel ese estremecimiento de emoción, ese subidón de adrenalina interior, ese volver a darte cuenta de que eres libre, de que no hay ataduras, de que puedes hacer lo que te venga en gana y el momento es ahora y por ende lo vas a hacer? ¡Y qué sensación! ¡Qué jodida sensación de felicidad! La gente no se da cuenta de ello porque la monotonía y el miedo les tienen atados al sofá. Pero señores, dejadme deciros que esas cuerdas son de papel y se pueden romper fácilmente. Tan sólo es necesario algo de impulso.

Por otra parte, sobre este océano agitado de bienestar golpean algunas olas tristes de melancolía. Una vez más decir adiós, o un incierto hasta luego, a gente que ha merecido mucho la pena llegar a conocer y de volver a ver. Otra etapa más que se cierra en este viaje a todo trapo por la veintena.

Pero no me puedo parar ahora, aún no. Me niego. Quiero seguir corriendo tras ese horizonte lejano que no creo que llegue a alcanzar jamás pero que estoy disfrutando mucho persiguiendo. Cuando el sol se ponga no me conformo con ser una estrella lejana y estática, sino que preferiría que me comparen con una estrella fugaz que no se detuvo en la oscuridad. “Demasiado extraño para vivir, demasiado raro para morir”, como diría el Doctor.

En fin, voces exóticas de tierras lejanas me susurran al oído promesas de libertad y me tengo que poner guapo para la cita.

Gracias Londres. Nos vemos.

How to explain it? How to try to capture on paper that shudder of excitement, that rush of inner adrenaline, that realizing one more time that I am free, that there are no strings, that I can do whatever I want to and the time is now and thus I am going to do it? And what a feeling! What a fucking sense of wellbeing! People do not realize it because the monotony and fear tie them to the couch. But ladies and gentlemen, let me tell you that these strings are made of paper and can be easily broken. You only need some impulse.

On the other hand, there are some sad waves of melancholy breaking in this ocean of satisfaction. Say goodbye once again, or an uncertain see you later, to people whom it was really worth to meet and to see again. Another closed stage in this trip at full speed through the twenties.

But I cannot stop now, not yet. I refuse to do so. I want to continue running after that distant horizon I don’t think I’ll ever reach, but I’m really enjoying chasing. When the sun will set I will not be satisfied being just a distant and static star, but rather I would like to be compared with a shooting star that did not stop in the dark. “Too weird to live, too rare to die”, as the Doctor would say.

Anyway, exotic voices from distant lands whisper in my ear promises of freedom and I have to go and get dressed for this date.

Thanks London. See you

Anuncios

Comenta algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s